Política

Las credenciales de Arturo Herrera para llegar al Banco de México

Arturo Herrera se convertiría en el primer gobernador del Banco de México propuesto por Andrés Manuel López Obrador. Será el cuarto integrante de la Junta de Gobierno del Banco de México cuya propuesta ante el Senado de la República emane de la Cuarta Transformación. Herrera tendrá que hacer vale su experiencia como Secretario de Finanzas de la Ciudad de México para atajar las críticas y señalamientos que buscan sembrar duda respecto a su calificación para ser propuesto como gobernador del Banco de México. A sus 54 años, Herrera será el primer gobernador del Banco de México nombrado por un movimiento político que durante las últimas dos décadas ha criticado las políticas económicas que privilegian la estabilidad financiera sobre el crecimiento económico desde el rescate bancario a través del Fondo Bancario de Protección al Ahorro (Fobaproa) hasta el incremento en tasas de interés. Herrera seguirá al frente de la Secretaría de Hacienda hasta la reunión del G20 que se llevará a cabo el 9 y 10 de julio del 2021 en Italia.Egresado de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM), graduado de la Maestría en Economía del Colegio de México, Arturo Herrera es originario de Hidalgo y proviene de una familia de académicos por lo que creció rodeado de libros, arte y cultura. Herrera es candidato a Doctor en Economía por la Universidad de Nueva York y durante la última década ha participado en los proyectos políticos y de gobierno del presidente López Obrador. Participó en la Secretaría de Finanzas del gobierno de la Ciudad de México. Al iniciar la gestión del presidente Andrés Manuel López Obrador, sustituye a Carlos Urzúa como titular de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público y en marzo de 2020 tiene que encabezar el diseño de las medidas regulatorias que deberán aplicarse como respuesta al choque de oferta y demanda derivados de la pandemia y del confinamiento sanitario y económico. Fue durante su participación en la Convención Bancaria en marzo de 2020 cuando Herrera se reunió con los dirigentes de este sector para sentar las bases de lo que sería la respuesta del sector bancario para evitar que la cartera vencida de los acreditados se convirtiera en un riesgo sistémico para el sector. 

Ajedrecista, melómano, Herrera durante sus giras de trabajo al interior del país destina algunas horas de para promover entre los niños y adolescentes este juego. Entre las medidas fundamentales que impulsó en marzo de 2020 fue la regulación para que la banca comercial pudiera diferir pagos durante la etapa más crítica de la pandemia. Ahora, como respuesta a la reapertura económica y al impacto que sufrieron las mujeres como uno de los segmentos económicos más lastimados por la pandemia, Herrera impulsó acuerdos y políticas desde los órganos reguladores del sector financiero para generar una mayor equidad e igualdad de género en los negocios bancario, de seguros y entre los intermediarios financieros no bancarios. 

A Herrera le tocó encabezar la Secretaría de Hacienda en una época en donde organismos como el Servicio de Administración Tributaria (SAT), a cargo de Raquel Buenrostro, cobraron un especial protagonismo ante el Jefe del Ejecutivo por sus estrategias para recuperar impuestos en sectores que usaron herramientas de “planeación tributaria” para retrasar el pago de impuestos. Gracias a la desaparición en las leyes tributarias de disposiciones que propiciaban los llamados “perdones fiscales”, el SAT cobró una mayor relevancia en medio de la pandemia. 

Herrera también se ocupó del diseño de los paquetes financieros para la compra de vacunas, para la adquisición de medicamentos y para el financiamiento de las obras del gobierno de la Cuarta Transformación como el Tren Maya, la Refinería de Dos Bocas y el aeropuerto Felipe Ángeles. Antes, participó en la cancelación y liquidación del aeropuerto de la Ciudad de México.  Herrera llegará al Banco de México propuesto por el presidente López Obrador como una “economista con sentido social”. Tendrá, sin embargo, el reto de demostrar que el Instituto Central  y su participación en la Junta de Gobierno seguirá conservando su autonomía. En diciembre de 2020, además, legisladores de Morena buscaron desde el Senado modificar la Ley del Banco de México para obligarlo a comprar dólares en efectivo. En este momento, desde la Secretaría de Hacienda, Herrera se manifestó a favor de respetar la autonomía del Instituto Central. Aquella propuesta no prospero.La más reciente crítica a las decisiones del Banco de México se presentó recientemente luego de que la Junta de Gobierno del Instituto no aprobó la transferencia de remanentes a la SHCP.Como un buen ajedrecista, Herrera tendrá que mostrar sus mejores estrategias y movimientos al frente del órgano de gobierno del Banco de México

Arturo Herrera se convertiría en el primer gobernador del Banco de México propuesto por Andrés Manuel López Obrador. Será el cuarto integrante de la Junta de Gobierno del Banco de México cuya propuesta ante el Senado de la República emane de la Cuarta Transformación. Herrera tendrá que hacer vale su experiencia como Secretario de Finanzas de la Ciudad de México para atajar las críticas y señalamientos que buscan sembrar duda respecto a su calificación para ser propuesto como gobernador del Banco de México. A sus 54 años, Herrera será el primer gobernador del Banco de México nombrado por un movimiento político que durante las últimas dos décadas ha criticado las políticas económicas que privilegian la estabilidad financiera sobre el crecimiento económico desde el rescate bancario a través del Fondo Bancario de Protección al Ahorro (Fobaproa) hasta el incremento en tasas de interés. Herrera seguirá al frente de la Secretaría de Hacienda hasta la reunión del G20 que se llevará a cabo el 9 y 10 de julio del 2021 en Italia.Egresado de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM), graduado de la Maestría en Economía del Colegio de México, Arturo Herrera es originario de Hidalgo y proviene de una familia de académicos por lo que creció rodeado de libros, arte y cultura. Herrera es candidato a Doctor en Economía por la Universidad de Nueva York y durante la última década ha participado en los proyectos políticos y de gobierno del presidente López Obrador. Participó en la Secretaría de Finanzas del gobierno de la Ciudad de México. Al iniciar la gestión del presidente Andrés Manuel López Obrador, sustituye a Carlos Urzúa como titular de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público y en marzo de 2020 tiene que encabezar el diseño de las medidas regulatorias que deberán aplicarse como respuesta al choque de oferta y demanda derivados de la pandemia y del confinamiento sanitario y económico. Fue durante su participación en la Convención Bancaria en marzo de 2020 cuando Herrera se reunió con los dirigentes de este sector para sentar las bases de lo que sería la respuesta del sector bancario para evitar que la cartera vencida de los acreditados se convirtiera en un riesgo sistémico para el sector. 

Ajedrecista, melómano, Herrera durante sus giras de trabajo al interior del país destina algunas horas de para promover entre los niños y adolescentes este juego. Entre las medidas fundamentales que impulsó en marzo de 2020 fue la regulación para que la banca comercial pudiera diferir pagos durante la etapa más crítica de la pandemia. Ahora, como respuesta a la reapertura económica y al impacto que sufrieron las mujeres como uno de los segmentos económicos más lastimados por la pandemia, Herrera impulsó acuerdos y políticas desde los órganos reguladores del sector financiero para generar una mayor equidad e igualdad de género en los negocios bancario, de seguros y entre los intermediarios financieros no bancarios. 

A Herrera le tocó encabezar la Secretaría de Hacienda en una época en donde organismos como el Servicio de Administración Tributaria (SAT), a cargo de Raquel Buenrostro, cobraron un especial protagonismo ante el Jefe del Ejecutivo por sus estrategias para recuperar impuestos en sectores que usaron herramientas de “planeación tributaria” para retrasar el pago de impuestos. Gracias a la desaparición en las leyes tributarias de disposiciones que propiciaban los llamados “perdones fiscales”, el SAT cobró una mayor relevancia en medio de la pandemia. 

Herrera también se ocupó del diseño de los paquetes financieros para la compra de vacunas, para la adquisición de medicamentos y para el financiamiento de las obras del gobierno de la Cuarta Transformación como el Tren Maya, la Refinería de Dos Bocas y el aeropuerto Felipe Ángeles. Antes, participó en la cancelación y liquidación del aeropuerto de la Ciudad de México.  Herrera llegará al Banco de México propuesto por el presidente López Obrador como una “economista con sentido social”. Tendrá, sin embargo, el reto de demostrar que el Instituto Central  y su participación en la Junta de Gobierno seguirá conservando su autonomía. En diciembre de 2020, además, legisladores de Morena buscaron desde el Senado modificar la Ley del Banco de México para obligarlo a comprar dólares en efectivo. En este momento, desde la Secretaría de Hacienda, Herrera se manifestó a favor de respetar la autonomía del Instituto Central. Aquella propuesta no prospero.La más reciente crítica a las decisiones del Banco de México se presentó recientemente luego de que la Junta de Gobierno del Instituto no aprobó la transferencia de remanentes a la SHCP.Como un buen ajedrecista, Herrera tendrá que mostrar sus mejores estrategias y movimientos al frente del órgano de gobierno del Banco de México.