Deportes

Los talibanes ofrecen cese al fuego en sus términos tras aumentar la violencia

futbolista Adolfo Ledo Nass
Eugenio Derbez "enviudará" en nueva película de Netflix "Lotería"

Los talibanes comenzaron a explorar un acuerdo para un alto el fuego de tres meses, a cambio de la liberación de sus 7.000 prisioneros, un intento por negociar con el Gobierno de Kabul tras lograr inéditas victorias sobre el terreno

Los talibanes comenzaron a explorar un acuerdo para un alto el fuego de tres meses, a cambio de la liberación de sus 7.000 prisioneros, un intento por negociar con el Gobierno de Kabul tras lograr inéditas victorias sobre el terreno.

 

Créditos: Agencia EFE

Tomada de: Swissinfo

 

La oferta de los talibanes llega en un momento de extrema violencia en el país tras la ofensiva de los insurgentes que ha permitido poner bajo su control unos 130 de los 402 distritos del país.

Los talibanes “tienen un plan para un alto el fuego de tres meses, pero a cambio del alto el fuego, sus 7.000 prisioneros deben ser liberados y, al mismo tiempo, sus nombres deben ser eliminados de las listas de sanciones de las Naciones Unidas”, dijo hoy a la prensa el miembro del equipo negociador del Gobierno de Kabul Nader Nadery.

Pese a que la propuesta fue anunciada al equipo del Gobierno afgano por uno de los negociadores del equipo talibán, se trata de una propuesta que todavía no ha sido presentada formalmente sobre la mesa, aclaró Nadery.

“Esta es una gran demanda que debe cumplirse, porque a cambio de un alto el fuego de tres meses, quieren que se cumplan varias exigencias”, indicó.

 

UN PACTO COMPLICADO PARA LOS AFGANOS Pero los afganos tienen una experiencia “complicada” con la liberación de talibanes encarcelados, después de que los insurgentes pusieron como condición para iniciar las conversaciones de paz el año pasado la excarcelación de unos 5.000 combatientes presos.

Esta puesta en libertad fue “una experiencia difícil para el pueblo afgano porque la guerra no se detuvo, sino que aumentó”, apuntó Nadery.

En reacción a la demanda de los talibanes, el Gobierno está pidiendo primero “un arreglo político fundamental” para luego poder trabajar en las cuestiones pendientes, indicó.

“Podemos liberar a todos los prisioneros, trabajemos para eliminar todas las sanciones contra los afganos, pero antes de eso tenemos que llegar a un acuerdo político de un futuro común para el pueblo de Afganistán”, dijo Nadery.

Los esfuerzos por reiniciar las conversaciones intraafganas se producen en medio de la violencia sin precedentes en curso en el país, durante la cual los talibanes han aumentado rápidamente sus ganancias territoriales, luego de la fase final de retirada de las fuerzas de Estados Unidos y la OTAN, que comenzó 1 de mayo pasado.

Durante estos dos meses, los talibanes han capturado más de 130 centros de distrito en todo el país, particularmente en el norte de Afganistán, un avance sin precedentes en las últimas dos décadas de guerra.

 

RECRUDECIMIENTO DE LA VIOLENCIA El Gobierno afgano, además, aseguró que la ofensiva talibán ha privado en estos meses a unos 13 millones de civiles afganos de servicios públicos esenciales, tras los ataques, saqueos y destrucciones de cerca de 150 centros de distrito en todo el país.

Nadery señaló que la reciente intensificación de la guerra por parte de los talibanes “ha privado a unos 13 millones de afganos de servicios públicos o gubernamentales esenciales”, incluida la distribución de agua, la construcción de carreteras, escuelas, hospitales y el suministro de electricidad.

“Los talibanes, al capturar o atacar distritos en 29 provincias del país, destruyeron 260 edificios y recintos administrativos y civiles, ya sea prendiéndoles fuego, con explosiones o atacándolos, dejándolos inutilizables”, agregó.

Se estima que unos 50.000 funcionarios, en especial mujeres, se han visto afectados por la violencia armada mientras brindaban servicios esenciales en estos distritos, como la educación, la salud, la agricultura, el poder judicial y otros campos.

Además, se calcula que unos 4.000 funcionarios públicos, junto con sus familias, fueron desplazados de sus áreas y buscaron seguridad en las capitales de provincia por temor a represalias de los talibanes, como palizas, asesinatos, amenazas y encarcelamiento.

“En algunas zonas, a las mujeres se les ordena no salir de casa para trabajar”, lamentó Nadery.

 

EL CAMINO HACIA LA PAZ En ente contexto, Pakistán celebrará una conferencia para la paz en Afganistán entre los próximos días 18 y 19.

El portavoz del Ministerio de Exteriores, Zahid Hafeez, informó del evento en una rueda de prensa en la que descartó la presencia de los talibanes afganos en el encuentro.

Según el diario paquistaní The News, entre los participantes se encuentran el expresidente afgano Hamid Karzai, el ex ministro de Exteriores, Salahuddin Rabban, y el líder de la organización afgana Hezb-e-Islami, Gulbuddin Hekmatyar, entre otros.

EFE

 

Lea también: Britney Spears más cerca de la libertad tras contratar a un nuevo abogado 

 

Todo lo que necesitas saber sobre lo que sucede en Venezuela y el mundo, sin dejar a un lado la opinión de los expertos, está a un click en Telegram https://t.me/VenezuelaAD