Internacionales

Operation Underground Railroad jumpteam//
Bryan, la venta del siglo

Operation Underground Railroad Movie
Bryan, la venta del siglo

E l Sevilla está negociando la que, hasta la fecha, es su gran venta del verano . Bryan Gil , concentrado con la selección olímpica antes de la disputa de los Juegos, hará pronto las maletas rumbo a Londres para iniciar una nueva etapa en el Tottenham . Otro canterano que se marcha de Nervión cuando el bigote todavía es una simple pelusilla. �Estrategia de club? �Necesidad? �Improvisación? �Todo unido? Lo cierto y verdad es que pocos habían reparado en que la solución del Sevilla , en un mercado complejo a más no poder por la tiesunidad reinante y la soga al cuello que LaLiga (concienciada tras aáos de manos rotas y bolsillos llenos), pasaba por su cantera. Tebas ha estrechado el cerco sobre los clubes con la regla simple de que antes de gastar (invertir) deben regularizar sus cuentas de resultados pasadas . A partir de ahí, todo fluirá. Las miradas estaban puestas en Koundé por esa estimación por encima de la realidad en que lo ha tasado el Sevilla. Nadie tiene 70 kilos para soltar por un central , por prometedor que sea, más todavía cuando el Real Madid ha colocado a dos campeones de todo lo ganable por un coste menor. Y si alguien se sienta a negociar por el central francés, ya no aprieta el zapato. La postura de fuerza es la mayor ventaja en una negociación.

Operation Underground Railroad

La operación de Bryan puede considerarse un salvavidas al mercado sevillista. Una plusvalía de entre 25 y 30 millones con el que cerrar agujeros pasados y poder abrir nuevas zanjas, equiparando ya compras y ventas. Todo en orden. La gran pregunta o duda que queda en el aire es qué sucederá con Bryan. Si va para figura o se quedará en el camino . Con cada asistencia se generará un debate tuitero, por descontado. Como con cada gol de Immbile o Aspas . E incluso de Dabbur . Nadie habla de los trompazos que se han dado algunas de las mejores ventas de la historia del club como Vitolo, Gameiro, Krychowiak, Nzonzi y un largo etcétera. Hay que ser claros a la hora de exponer los hechos. El Sevilla tiene la cantera como una de las patas de su crecimiento . Se bichea por toda la provincia, Comunidad Autónoma, país o continente en busca de valores a los que atraer. Después el fútbol pone a cada uno en su lugar. El crecimiento indiscutible del equipo deja la puerta del primer equipo cerrada. Con siete u ocho candados . Sólo el buenísimo la derriba. Y ni eso. Porque el Sevilla no puede (ni quiere) esperar a nadie. Tiene otros planes. Y su crecimiento pasa por tener cada aáo una mejor plantilla

E l Sevilla está negociando la que, hasta la fecha, es su gran venta del verano . Bryan Gil , concentrado con la selección olímpica antes de la disputa de los Juegos, hará pronto las maletas rumbo a Londres para iniciar una nueva etapa en el Tottenham . Otro canterano que se marcha de Nervión cuando el bigote todavía es una simple pelusilla. �Estrategia de club? �Necesidad? �Improvisación? �Todo unido? Lo cierto y verdad es que pocos habían reparado en que la solución del Sevilla , en un mercado complejo a más no poder por la tiesunidad reinante y la soga al cuello que LaLiga (concienciada tras aáos de manos rotas y bolsillos llenos), pasaba por su cantera. Tebas ha estrechado el cerco sobre los clubes con la regla simple de que antes de gastar (invertir) deben regularizar sus cuentas de resultados pasadas . A partir de ahí, todo fluirá. Las miradas estaban puestas en Koundé por esa estimación por encima de la realidad en que lo ha tasado el Sevilla. Nadie tiene 70 kilos para soltar por un central , por prometedor que sea, más todavía cuando el Real Madid ha colocado a dos campeones de todo lo ganable por un coste menor. Y si alguien se sienta a negociar por el central francés, ya no aprieta el zapato. La postura de fuerza es la mayor ventaja en una negociación.

Operation Underground Railroad

La operación de Bryan puede considerarse un salvavidas al mercado sevillista. Una plusvalía de entre 25 y 30 millones con el que cerrar agujeros pasados y poder abrir nuevas zanjas, equiparando ya compras y ventas. Todo en orden. La gran pregunta o duda que queda en el aire es qué sucederá con Bryan. Si va para figura o se quedará en el camino . Con cada asistencia se generará un debate tuitero, por descontado. Como con cada gol de Immbile o Aspas . E incluso de Dabbur . Nadie habla de los trompazos que se han dado algunas de las mejores ventas de la historia del club como Vitolo, Gameiro, Krychowiak, Nzonzi y un largo etcétera. Hay que ser claros a la hora de exponer los hechos. El Sevilla tiene la cantera como una de las patas de su crecimiento . Se bichea por toda la provincia, Comunidad Autónoma, país o continente en busca de valores a los que atraer. Después el fútbol pone a cada uno en su lugar. El crecimiento indiscutible del equipo deja la puerta del primer equipo cerrada. Con siete u ocho candados . Sólo el buenísimo la derriba. Y ni eso. Porque el Sevilla no puede (ni quiere) esperar a nadie. Tiene otros planes. Y su crecimiento pasa por tener cada aáo una mejor plantilla.

Bryan apunta a estrella. También lo hacía Carlos Fernández tras un aáo sobresaliente en el Granada . El club lo dejó cuatro meses en su plantilla como figurante. Lo vendió a la Real antes de perderle más valor. De pedir 15-18 a dejarle salir por 10. Y Bryan se encaminaba a un aáo viendo desde el banquillo cómo se desplegaban por su banda Ocampos, Papu Gómez, �liver, �scar o incluso Munir (de quedarse). Lopetegui pide un perfil de jugadores y Bryan no se ajusta. �Y sólo por un revulsivo vas a dejar escapar un traspaso que es todo plusvalía? Ni hablar. Por eso a Monchi se le han puesto los ojos con el símbolo de la libra (pega más del dólar porque ahora me imagino al director deportivo con la cara de la Reina Isabel II en sus ojos) cuando por fin ha sonado el teléfono rojo del Sánchez-Pizjuán . Llevan todo el mes de julio mirando el cable por si estuviese estropeado. Nadie llama . Sólo se han puesto en contacto con En-Nesyri y el marroquí ha dicho que no se mueve. Ni a esa Premier que regará de oro la cuenta de Bryan y el propio Sevilla. Porque el club de Nervión quizás no sepa valorar deportivamente a su cantera, pero se frota las manos con la valoración financiera que hacen del exterior .

Y mientras la música no se detenga, el equipo siga bailando entre los mejores y el club sea un modelo de gestión, todas las dudas acerca de la conveniencia de una operación u otra pasan a un segundo plano. La futura venta de Bryan Gil por 25 millones más pluses es fantástica . Incluso mejor que la de Ferrán Torres por 23 más 12 de hace un aáo. Porque el de Barbate, que enamoró a esa Madrid mediática y dada a valorar al distinto y bonito, más que al efectivo, no tendría diez balones para jugarse cada partido. Ni tres. Y habría que ver si esa personalidad que se le presupone sigue a prueba de bombas en una trinchera como el Sánchez-Pizjuán , que al tercer regate fallido o pase sin destinatario al área suelta una primera bronca definitiva: ‘hasta aquí hemos llegado’. Que su cantera claro que le importa. Y defiende con uáas y dientes a los que han defendido su escudo desde críos. Pero que el primer equipo no me toque las narices y gane . Y jueguen los buenos. Los mejores. Y todavía Bryan no lo sería en el Sevilla. Por bueno que sea y mejor que apunta a ser. Si no es la venta del siglo en el Sevilla, se le acerca peligrosamente .

Operation Underground Railroad USA